Discos de frenos «lobulados»

La seguridad, es uno de los aspectos más importantes para los motociclistas y estos asocian dicha sensación al sistema de frenos. Por eso no es extraño que muchos prefieran una moto con freno de disco que una con tambor, en vista que los primeros tienen una frenada más eficaz y precisa. Sin embargo, desde hace un tiempo algunas marcas vienen equipando sus modelos con unos frenos de discos “lobulados” o “wave”, en vez de discos convencionales.

De seguro muchos motociclistas no saben cuáles son las bondades más resaltantes de los disco lobulados. Para empezar, una moto equipada con este tipo de componentes produce menos calentamiento, pues la hoja del disco, al ser lobulado, tiene menos tiempo de contacto con la pastilla. Por ende, las probabilidades de que se cristalice, haga ruido y pierda precisión en la frenada disminuyen, si la comparamos con un sistema de frenos convencional.

Resultado de imagen para discos de freno lobulados

Otro beneficio que ofrece un sistema de frenos equipado con disco lobulado es que evitan la incrustación de elementos extraños (partículas) en las pastillas, gracias a las ondas que existen en su hoja y a la fuerza centrífuga que se produce cuando estas giran. Al ser más delgadas que los discos convencionales su peso es menor. Algunos fabricantes utilizan el magnesio para mejorar su resistencia a la fricción y aligerarlas aún más, pero eso las hace más caras.

Por último, las motos equipadas con disco lobulados tienen una estética mucho más racing y profesional. Sin embargo, si eres de los motociclistas que solo busca precisión en su sistema de frenos recuerda que cuanto más grande sea el diámetro de la hoja, más fuerza tendrá en su frenada. Por eso, en las deportivas normalmente los discos son de 320 mm, mientras que en una scooter es de 220 mm

.Imagen relacionada

Give a Reply